6.30.2012

Cacodemonomanía




En una estación futura, bajo la sombra infernal de un arbol distinto, el sueño, el nado imaginario en un rio que de con el hocico en Memphis, nos despertará a pensar que un día fuimos todos buenos, oliamos a aceite y olivos.

A nuestro amor se entregaban las palomas decididas a nuestras cartas. Estabamos sanos y enterrados, casi muertos y nos gustaba pensar en el futuro, y nos aferrabamos a él, como nos aferramos hoy al tiempo que ya pasó, pensando en todo momento que era el requiem, que siempre seriamos requiem.

Jurabamos a diario que iriamos a dormir temprano. Que dormiriamos en algun tapanco en Viena. Leyendo entre balbuceos las lineas de algun temblor al que sobrevivieron nuestros padres. Memorias claras de un salón academico donde juramos jamás terminar como ellos. Aqui estamos ahora, enseñando. Pretendiendo que enseñamos. Que lo que hacemos es, a nuestra manera, cierta manera de arte. Cierta manera de egoismo.

Dios se actualiza en el lenguaje mientras nos aviolentamos al proposito de la oportunidad impaciente. Nuestras vidas se han vuelto un tópico importante, nos repetimos. Sin claridad. Perdimos la claridad en el gozo, pero si rascamos los tejidos rojos casi negros del corazón habita allí aun el lamento, la petición, el chillido, el demonio, el amor, mediocre, triste.

La imaginación se nos traduce en una repetición de la memoria plástica, brillante, explicable, sin misterios. La carne compusliva se acomula al frente de los salones, presuntuosa. Mientras Satanás se mantiene al fondo, silencioso, doloroso, paciente. Escribiendo convincente entre las fabricas, el olor a aceite quemado que somos, la falta de inmerecido sufrimiento.

Camino abajo, si uno observa bien se encuentra María, llevando un canasto con cerezas desnudas para su amante. El camino. A ciegas buscamos el vaso. A tientas. Suplicantes de misericordia, de respeto. De que te calles de una puta vez y nos dejemos todos y cada uno, en la pinche puta hija de perra paz en la que no nacimos, en la que no vamos a morir. Todo el camino hasta el rio sonreimos tomados de la mano, esperando para lavar nuestros pecados. Recuerda oh Dios a los niños de Babilonia y cantaremos la canción de Zion.


6.29.2012

6.27.2012

GIRRRRRRRRRRRRRRLFRIEND

Indian Summer

Las llantas reventarón sin aviso previo como suelen las llantas hacerlo. Para cuando Danilo se dio cuenta no sabía quien era ya. Su mente se colapsaba esperando el estallido de su cuerpo tronando contra la próxima cosa que se le pusiera enfrente.

Se imaginó por un minuto sentado frente a su tarro de cerveza en casa, mirando a lo que alguna vez creyó era el infinito hasta que se dio cuenta que no creía en el infinito, en lo absoluto, en dirección al monitor. Se recordaba a vecez explicando que él mismo era una pérdida de tiempo, que le abandonaran. Su cigarrillo se había agotado hacía mucho, pero aún salía humo de la colilla dormida en el cenicero, intentando desesperada esparcir su torpe fuego, desprendiendo, a juicio de él, un olor a chile de arbol quemandose a lo lejos.

Flores, te he traido flores. Le repetía. Flores que te recuerden estos tiempos cuando todo haya encontrado por fin su lugar. Escribió canciones como si la vida fuera un fin de semana, cuando le prometía que un día se irían a vivir a Californía y vivirían entre tablas rotas y tiendas de marihuana medicinal. Ambos tendrían sus sueños y sus sueños se verían destrozados por la realización de los mismos en lo asqueroso de la realidad hasta el hastío, hasta detestarse.

Dio otro trago a su cerveza para darse cuenta que no era suyo. Que nada era suyo. Que cualquier fin de semana vendría alguien a reclamarlo todo con recelo. Deseó fuertemente no estar sentado en su escritorio y seguir colapsando por culpa de alguna negligencia del fabricante de llantas. Su deseo se vio destrozado por la realidad y estaba de vuelta ahí con el cuerpo sujeto a una aceleración inconstante a merced del viento. ¿Si un hombre cae en medio del concreto y nadie lo escucha, y nadie lo extraña, aún así habrá muerto? ¿Aún siendo así estará equivocado?

Cuando su cuerpo dio por fin de bruces con el suelo pensó que ojalá doliera más. Que muriera y esa gente que había sido mezquina con él ese día sin razón se sintiera mal en voz alta, esa gente que lo quería. Y esa gente que tuvo bien en ser piadosa y comprensiva conservaran cierto gozo en secreto. Sin miedo a la competencia se entregó al concreto al salir su patineta disparada en dirección contraria. Lentamente se resbaló rasgandose la piel, y las ropas sucias con ella.

Rodó hasta que la fricción se apiadó de él. Pensó en pecas Danilo y en los dichos de su madre. Pensó sobre todas las cosas que no quería levantarse ya. Si nadie le estaba viendo de cualquier forma, si no estaba pensando nada de cualquier forma, si estaba muerto de cualquier forma. Su historia era aburrida e insignificante. La gente estaba cansada. Su amor era aburrido en insignificante. Él estaba cansado.Sus palabras eran aburridas e insignificantes. Cómo un fin de semana. Salía sangre de algún lado. Como si fuera un eterno fin de semana había llegado el verano.

6.23.2012

Alan Turing



My ultimate personal hero. It's your birthday. Thanks.

6.19.2012

LORN


LORN / Ghosst(s) - CRCR - WIZZdesign from QUAD on Vimeo.

2099. Red Ashes.

http://www.brainpickings.org/wp-content/uploads/2012/06/woodcut23.jpg
 

Red Ashes, 82 years



"Cruza a este lado del lago, por el río, por el mar, pero cruza a este lado del lago" Yo no entendí entonces lo que ella había querido decir, pero supe inmediatamente lo que no quiería decir cuando la vi cantando canciones de moda, disimulando que no era verdad que no era feliz.


"Toma mis manos y arrojalas al río" le respondí yo. De inmediato ella supó que yo tampoco era felíz, que no deseaba verle. Que lo intentaría. Todo. Caminé hasta donde me dieron mis pasos, y grité cuanto me dio mi limosna de voz. Ella sabía desde un principio que yo jamás lo lograría, no sin mis piernas que me arranqué a patadas.

Los angeles me observaban desde el cielo atados los unos con los otros. En su espalda sus manchas se doblaban sin forma, a cada brazada. Con sus ojos me pedía que cruzara a sabiendas que no se nadar. "Hundete" gritaba "hundete a la muerte" y tan pronto mi carne tocaba lo humedo gritaba lo contrario. Pidiendome que le sobreviviera. Tuve de bañarme dos veces en el mismo río. Tuve de bañarme Dios veces en el mismo río. Tuve de bañarme Dios. A Dios.

"No me dejas ver" le pensaba yo al agua mugrienta mientras daba golpes torpes, agitandola. "Eres un agitador" me había dicho alguna vez. "Tu eres un chofer de autobus" contesté pronto. "Todos tenemos pavor a estar solos, y no hay nada sino bueno en eso" Desde mis labios purpuras mi voz hacia un sonido mudo. Los gusanos me volvieron a besar misericordiosos, no parecían desde ahí tan babosos.

"Cruza a este lado del lago" me había dicho "por el río, por el mar, pero cruza para estar conmigo." Yo no entendí lo que ella había querido decir, pero supe de inmediato lo que no quería decir. Ella llevaba entonces el cabello más corto.

6.18.2012

Confetti Death




Why do we have love? 
What is the function of love?
or what does that mean?


Hear the whole song with lyrics at www.garygo.tv or here


Black Eyed



Come in to my arms, 
with blood on your clothes, 
you've got a glow. 



Olvido a menudo que llevo el ojo morado,
y la gente se me queda viendo,
y la gente se me queda.

Viendo como si tuviera un brillo,
que no es sino snagre acumulada sobre los pómulos,
una mancha púrpura, 
ajustada apenas al borde de los ojos,
no traigo para mi mala suerte mis lentes oscuros,
preguntenme cuanto quieran,
he de responder todo excepto la verdad,
outlaw blues.

Tienes un brillo,
entre los dientes,
que hacía tanto que no les daba el sol,
entre los lentes,
que yacen rotos en alguna alcantarilla,
un brillo oscuro,
un coágulo de brillo,

un brillo de cabello sucio.

Intentas disimularlo,
con las horas de desvelo,
horas de pornografía,
de mala ortografía,
oras de temor,
oras y oras,
como si fuera la última vez,
juras que será la última vez,
juras.


No heat in his bones,
no heart that was mine, 
no hand that I'd hold,
you've got a glow.


 

6.09.2012

Silly as shit

walking down the boardwalk
cat like we were married.

Me gusta cuando regeso a casa y todo esta en silencio,
oscuro,
y sofía duerme sobre mi ropa sucia,
cansada de quererme ayudar a encontrar algo mejor,
cansada de traerme cucarachas muertas,
que vivas,
se esconden tras el lavamanos,
sorprendidas de cuando en cuando por la luz que abruptamente enciendo,
a altas horas de la mañana sin dejarlas dormir,
o salir al super,
es por su propio bien, me digo,
es por el bien común,
lo suficientemente irreal como para quere ayudar,
¿Puedes ayudarme?
Llevarte a esta gente,
llevartela lejos,
y si ella pudiera lo haría,
me hace saber mientras bosteza,

mis dedos se movieron solos,
con pereza,
una señorita me preguntó qué era eso de querer agarrarse a golpes por diversión,
¿qué es eso de divertirse sin agarrarse a golpes?
me llamó brivón,
todo lo contrario respondí,
yo nunca me agarro a golpes,
los golpes me agarran a mi,
ya sea que me golpeen o no me alcancen,
ella rió,
me llené de sueño y le pedi que me trajera a casa.

Los gatos no hacen preguntas,
te juzgan mientras duermes,
con un solo ojo abierto,
y no se molestan si subes demasiado el volumen,
o si no cambias nunca la canción para echarte a dormir,
o que se yo.

6.07.2012

Intervención






Me gustaría decir en mi defensa, señor juez, muchas cosas.

En primer lugar ud no existe, ya que no existen juicios orales en mio  país y siendo así ud no me hesta escuchando. De ser así, de ser escrita mi defensa, dudo mucho, que si usted existe sepa leer o haya terminado la primaria, por tanto no existe. No porque tenga algo en contra de la gente que no terminó la primaria. Sino porque ud no existe le estoy diciendo. Mi abuela no terminó la primaria y ahora se esta muriendo, me lo dijo mi madre.

Dejaron ir al negro, lo dejaron regresar a casa y a mi me tienen aqui atado con sangre seca en las encías. ¿Donde estas negro? ¿No teniamos una promesa tu maldito hijo de puta? Le importó mil coños, señor juez, me engañó como a un perro hambriento frente a la carnicería, le imoprtó mil coños cómo le importo mil coños a usted.

Termine con esto de una vez, que al fin usted no existe, porque yo no se escribir, porque aunque fui a la primaria, a la iglesia y al pandemonio no aprendi sino a hacer daño, a ser siempre mala musica, a desentonar, a acpetar los juicios como si fueran mios, todos los juicios del mundo, los ultimos juicios del mundo.

Verano




Tengo amaneceres preciosos en la ventana de mi nueva habitación. Amaneceres que me hacen desear que no existas, que me hacen creer que no existes en lo absoluto. En lo absoluto yo existo a veces, cuando mis sueños se rompen, en el suelo de algún bar, cuando me despiertan porque esta prohibido. Esta prohibido ya quedarse dormido en los bares. Pronto estara prohibido asistir solo. Pronto estará prohibido asistir. Pronto todo estará prhibido. Como está prohibido todo hoy en día.

Tengo amaneceres preciosos en la ventana de mi nueva habitación. Ya te lo he dicho. Amaneceres que me hacen querer enseñarle el culo al mundo, mi culo feo. Entre botellas. Entre el tronar de mis huesos cuando se desdoblan. Entre las luces de sirenas cuando. Que ganas de ensñar mi culo feo a las sirenas. Despues del bar la vi patear a otra mujer en la barriga, despues enseñarle el culo.Cómo corazón valiente. Cómo si hubiera visto los amaneceres preciosos en mi ventana.

Tengo un colchón que me espera, un culo feo y el sueño roto. Tengo un amanecer de lo mas maravilloso, esperando, desesperado, él como yo, desesperado, por miedo a que de verdad llegue quizá, por miedo a que no tengamos miedo, quizá, que hayas dormido tanto toda la tarde y yo metido en mis libros y mis ensayos, mis quehaceres intrascendentes, metido en mis sabanas sucias, donde nadie reina sino el temblor y este aferrarse a una prosa perdida, entre botellas que esperan la primera lluvia que anuncie el verano, quizá, la estupida esperanza que quizá, llegue un día la tormenta de su verano.

6.06.2012

2117


            Where someone says "fuck me", 
                          someone else says "ok" 





Los palacios de Moctezuma,
te los regalo,
las invocaciones psicodelicas,
mi pájaro que canta,
Corina,
los colgantes de Babilonia,
construidos en fuego,
el ángel atado a la silla electrica,
mis caballos ebrios contra el mar,
el unicornio negro,
te lo doy,
mi primogenito,
mis códigos de guerra,
Júpiter,
la Santisima Trinidad,
los aullidos en mi cabeza,
mi grano de gas mostaza
y las montañas se moveran.










Entregame la huida,
entregate,
es todo lo que pido,
botas de cuero español,
tu palabra verde y silenciosa,
tu venida,
espuma,
las alas de poliuretano,
un harem de mujeres extranjeras,
¿quien necesita un harem de mujeres extranjeras?
tu eres mi harém de mujeres extranjeras,
algo que decir,
¿quien necesita algo que decir?
tu eres todo que decir
¿quien necesita niños?
¿quien necesita a Steve McQueen?

tu dirección,
nada en cambio,
nada es para siempre excepto los polimeros.










Esta repetición triste,
de volver a verte jamás,
cruzando el sol como un eclipse,

22.02.2008; 22:02,
2010,
esta repetición triste,
con sus putazos,
sus sueños rotos.
No te veré cruzar el sol,
con tus violines en llamas,
con tu cuerpo de Lázaro,
buscando a ciegas la tierra para enterrarse,
resistiendose a llegar a entonces,
la fecha que no se cumple,
mi falda bajo la cama,
mis aretes contra la botella,
mis manchas de lápiz labial en la oreja,
mis manchas de oreja en el láíz labial,
mi repeticón,
mi farsa,
mi plagio,
hasta entonces,
los palacios de Moctezuma.



6.05.2012

Parábola

Atiborrado

Todo me sorprende, excepto la incapacidad de la prosa o mi comportamiento pueril. La pérdida de todo ritmo que lleva inevitable al desencanto, al sonido ahogado en silencio, entre muelas. Gordo el papel se frota contra si mismo en su existencia intrascendente, en su ruido de motor de bocho. Atiborrado.

6.04.2012

Siempre

Es un lugar inexistente,
es un tiempo imaginario,
donde solo yo y mi daño vive,
donde no hago daño a nadie,
a nadie quiero hacer daño,
supongo vagamente que a eso debo,
hacer lo que hago,
a creerme insignificante,
incapáz del daño,
no darme la menor impotancia,
como debería de no darseme,
ó gratitud,
caminando por la calle #6,
por favor sé felíz,
allá en los cielos del oeste,
donde aún brilla la luz,
con un brillo estupido,
como una ciudad construida con botellas,
y el amanecer engreido
colandose entre ellas,
desde el colchón de la sala,
del lugar en el que vivo.