9.17.2008

Desnudos y desechables

¿Porque no cierras la puerta y corres la cortina?
Sabes que no irás a ningún lado.
Estas sudando.
El tratamiento es sintomático.
Es una cama insecticida.
Nada nos unirá excepto el odio.
Siéntete correspondida.


Imágenes aun crudas dejan caer su virtual peso inmisericordes sobre el plasma. Quedando plasmadas. Amor moderno. Drogas caras. Números rojos escritos con tiza color gris, sobre baldosas transparentes. Medicamentos de bajo costo regados sobre un colchón mojado por la lluvia. Arritmias disonantes saliendo de agujeros anacrónicos en paredes corrompidas por la humedad inexorable. Sacos empolvados de colores opacos sobre ganchos oxidados en el fondo de roperos arañados por mujeres alteradas tras beberse las mentiras incestuosas del amigo agradecido. Ideales irreales vendidos por mercenarios extranjeros a cambio de brazos y piernas trabajando para centros comerciales, dispensadores de combustible, animadoras de futbol, con el fin de embalsamarles, desnudos y desechables.

3 comentarios:

R. Garrido dijo...

Mundo enfermo y triste, irrenunciable, irreprochable, malparaíso, sin escapatoria, pero sufrible, de hecho, impresionante...

El Universo entero ha de estar puesto de cabeza, ¿quién encendió esa veladora?

Mircea Barbu dijo...

Tus títulos son brillantes, no hay duda.

Camila Mardones.- dijo...

Muy muy muy beri biutiful :)

(Yo aprenderìa a ser querida
para que me quisieras).