3.24.2006

Toda la belleza siempre es triste.


Toda la belleza siempre es triste. Se escuchaba en un sueño de Ofelia. Y se abrieron los párpados rápidamente, en paraíso arenoso se encontraba Ofelia tendida en su cama. Desnuda del alma y de toda culpa, se había muerto hacía dos noches enteras y medio día antes, contempló en las sabanas blancas, el odio humeante que aun le abrazaba el cuello, y el sabor en los labios de un beso de muerte, provocador viaje el recorrido de su lengua sobre el labio superior de su boca, arrebatando vidas, sus pálidos pies semidesnudos, apenas vestidos con un par de sandalias negras, de hilos delgados que se cruzan sobre su empeine, haciendo un nudo ciego junto a su tobillo. Y ciego fue el momento en el que la muerte visito a Ofelia, le regalo un beso y un par de bofetadas antes de llevarla, bailaron un vals, se probaron un par de vestidos, uno negro y uno tinto. Le pidió la mano y Ofelia no supo negarse. Se asomaba Ofelia al balcón, pasando la media tarde, vestida de blanco, ingenua pensando en el día que llegara un jinete, montado en un negro corcel, con una espada en la mano y en la otra un rosa, dibujaba en el piso figuras plateadas, cuando caminaba alrededor de su alcoba, y emprendería semejante vuelo. Danzaba, giraba, cantaba y la oscura habitación bañaba de luces magentas. Ofelia esta muerta tendida en su cama, ella abrió los brazos esperando amor y encontró la muerte, ahora esta tendida en su cama justo así, muerta y de brazos abiertos, sin mas problema que el de estar muerta, sin mas príncipe que el olvido y el pequeño cajón que guarda algunos recortes y un par de fotografías, sin mas rabia que la que le provoca estar profundamente muerta. La delgada trenza que se extiende hasta su hombro derecho, como fina serpiente, señal de la muerte, le acaricia la piel al roce del viento que entra a través del ventanal abierto junto a su cama, sonar de campanas al este y al norte lluvia seca que se extiende cerrando sus ojos. Ofelia, querida Ofelia empolvada, maltratada por el tiempo y la soledad que un día fuera tu única acompañante. Hermosa mi Ofelia, en tu débil puño un ramo de plumas, todas grises, hacen juego con tu cuerpo muerto y tus ojos cuando estaban abiertos, quisiste volar y ser libre, y eras libre y bella, ahora solo eres bella. ¿Cómo pudieras ser libre si ahora estas muerta? Y aferrada a tu cama, con todas tus uñas, con todo el peso del cielo sobre de ti, sobre tu cuerpo extendido, del uno al otro confín el aroma de mieles, cada una distintas, toda tu, mieles y muerte, rosas y lagrimas, viento y pasión. No lloraste Ofelia el día de tu muerte, tus párpados siguen lisos y cerrados, ¿Acaso fue la muerte quien te beso los ojos para que no lloraras? Dulces párpados color de azúcar. En la mesa de noche dos copas de vino, todavía están tibias, todavía huelen a amor, a muerte y a vino. En los muros el eco de un vals resuena de fondo, e inunda el espejo de marco dorado, por donde te observas de revez, de revez pero muerta, de revez con tu sabanas blancas, tus sandalias negras, tus plumas grises, tu balcón y tu arena, tu extendida trenza, tan bella y tan muerta. Sobre tu vientre hirviente de frió extendido, manantial desnudo, encuentra profundo dolor, el valiente explorador de la escena, una nota de puño y letra de la muerta princesa, explicación a su entrega piadosa, a sus besos de muerte, a sus vals del olvido, a su corazón muerto de frió, a su placer que mató el mío. Explica princesa, mi Ofelia ¿Porque este escenario? La nota amarrada al borde de la sabana, estaba inmóvil en el vientre plano de Ofelia, apenas una esquina se doblaba con el pasar del viento, con el pasar del tiempo. En el amarillento papel, en tinta negra, mi querida Ofelia escribiste: Es un sueño. Toda la belleza siempre es triste.

1 comentario:

Ja.Ch.Al. dijo...

Tsss no mames wey, q linda aquella ofelia, andas bien -pesado- mas que nada parece q deseas aparecer en Suicide Notes, na? seee .. vamosss el hard no es así de oscuro... conoces q lo bonito del under lo es, pero que tal el trip, como buen pastor... sabes que no insinúo nada(me conoces bien cabrón), no mames tambien ya andas bien misterioso, marcando un poco la diferencia.. cosa q al misteryus boy no le sale, pero venga el viaje no acaba nunca... como el ciclo de los espantapájaros en el huerto(algo insólito deja decirte)ja.. sta bien pasada de fiesta tu party wee (y tampoco es sacarsmo, sabes q no)..al ratón lo veo..oo see demonios! tiene manchas violetas y se come mis camisas..!!